Tips para la elección del cochecito

Tips para la elección del cochecito

La elección del cochecito es una decisión muy importante, ya que es uno de los artículos imprescindibles durante los primeros años del bebé. Para evitar arrepentimientos, damos algunos consejos a tener en cuenta para acertar en la compra del cochecito del bebé.
Hoy en día hay tanta variedad de modelos que es necesario hacer un buen estudio antes de elegir.
Pero lo principal es tener claras las necesidades particulares de cada familia para saber elegir el cochecito que mejor se adapte a su estilo de vida, como por ejemplo:

Tipo de uso que le daremos

Debemos tener en cuenta el tipo de uso que le daremos. Si le daremos un uso urbano, se empleará mayoritariamente en ciudad, por lo que necesitamos un cochecito que sea versátil, maniobrable y ligero para conducirlo con facilidad por veredas y calles.
En cambio, si le daremos mayoritariamente un uso rural, o si saldremos a correr con el bebé, necesitaremos un cochecito de ruedas anchas que pueda conducirse en toda clase de terrenos y con un buen sistema de suspensión.

Las características de la casa

La casa y el cochecito del bebé tienen que “combinar”, por eso es muy importante tener en cuenta algunas características de la casa a la hora de elegir uno y otro modelo.
Hay que tener en cuenta si hay ascensor o subiremos con el carrito por las escaleras. Si es así, debe ser un carrito de fácil plegado, y que pueda ser transportado en una sola mano para poder agarrar al bebé con la otra.
Si hay ascensor es primordial tomar las medidas para asegurarnos que el cochecito entre, si es posible, desplegado. Hay ascensores realmente muy pequeños.
Antes de decidir la compra, tenemos que pensar además dónde se guardará dentro de la casa,  para tener una mejor idea de las dimensiones necesarias.

Y el baul del auto

Al igual que la casa, el baul del auto también debe combinar con el carrito. Desde luego, tiene que entrar cómodamente dentro del mismo , teniendo en cuenta que idealmente debería quedar espacio para cualquier otra cosa que queramos guardar, como bolsas de compra o el bolso del bebé.
También hay que tener en cuenta en este punto el peso del cochecito. Debe tener un peso moderado como para poder levantarlo y colocarlo dentro del baul sin demasiado esfuerzo.
El plegado también es importante, especialmente si se le dará al cochecito y al auto familiar un uso frecuente. Tiene que plegarse fácilmente, y rápido.
Si se utilizará para transporte público, el plegado fácil y rápido es de suma importancia, lo mismo que la ligereza.

Los conductores del cochecito

Hay que pensar también en quiénes serán los conductores habituales del cochecito y su estatura. En base a ello, elegiremos una manija más alta, más baja o regulable.
En muchas ocasiones son los abuelos los que llevan y traen al bebé, por tanto hay que pensar en un cochecito que tenga mecanismos sencillos.

Accesorios y prestaciones

En cuanto a las prestaciones,  el cochecito tiene que incorporar un respaldo reclinable al 100% para que tu bebé se sienta más cómodo en los primeros meses del bebé y al menos dos posiciones más para cuando el niño vaya creciendo.
Es fundamental que sea confortable para el bebé, por supuesto. Debe ser una tela transpirable, fácil de limpiar, mullida y una capota capaz de proteger al bebé de los diferentes estados del tiempo (sol, viento, lluvia, nieve) .
Hay que averiguar si incluye accesorios como capota extra, canasto portaobjetos y cubrepiés, ya que es un valor añadido que repercute en el precio final.

Seguridad

Debe cumplir con las normas de seguridad. Debe tener un arnés de cinco puntos y un sistema de frenado o bloqueo fácil de activar.
No debe tener mecanismos peligrosos al alcance de las manos o los pies del bebé ni piezas que sobresalgan que puedan dañar al bebé.
No debe tener ningún producto toxico (productos elaborados con Ftalatos) , que pueda dañar la salud del bebé.
En el caso de ser un sistema combinado ( silla de paseo, moises y huevito), tenemos que informarnos sobre la forma de instalación de cada una y asegurarnos que sea práctica y de fácil armado.

Durabilidad

Parecerá un tontería, pero a la hora de elegir conviene tener una idea de si se tendrá más de un hijo o no. Si la idea es que el cochecito dure para más de un niño habrá que poner especial atención en que el chasis y la tela sea durable o en su caso, se pueda sacar y lavar.

Estética y precio

La estética suele ser el primer factor que se tiene en cuenta, y no está mal, porque tiene que gustarnos, pero no nos dejemos llevar solamente por la estética sin tener en cuenta el resto de las consideraciones, porque a la larga nos arrepentiremos.
El precio es, al final, el factor determinante. Hay un amplio rango de precios dependiendo de los modelos. Aproximadamente desde los $1.900 hasta los $12.000.
Es importante establecer un presupuesto y hacer una selección de cochecitos. Una vez que tengamos la selección ya veremos las ventajas y desventajas de cada modelo.

Esperamos que estos consejos nos sirvan para acertar en la compra del cochecito del bebé, una elección que debe hacerse a conciencia para evitar dolores de cabeza en el futuro.